Hollywood se rinde cada vez más a la causa de salvaguardar el planeta (y menos mal). No solo por el activismo férreo...