En el capítulo 124 de Reciclarte T6, nuestra experta Chus Cano recupera un mueble con gran valor sentimental.

Con frecuencia, solemos heredar muebles con los que no sabemos que hacer. Algunos carecen o tienen muy poco valor económico, pero sin embargo su valor sentimental resulta incalculable.

Hoy nuestra, experta recibe una sorpresa. Y es que, desde Madrid, su hermana Luisa nos envía un antiguo aparador que perteneció a la madre de ambas. Este mueble fue comprado por Chus en el Rastro, hace años como regalo a sus padres. En él, solían almacenar papeles, álbumes de fotos…En este episodio de Reciclarte llega el momento, de dar una nueva oportunidad a este antiguo aparador, plagado de recuerdos.

En un primer diagnóstico, Chus determina el estado de la pieza. Podemos ver que el barniz esta levantado. La parte superior del mueble solía llevar un cristal que hoy en día es inexistente y que ha quedado desfasado por completo, por lo que no lo repondremos. Observamos también, que las puertas llevan molduras, que lo dotan de un carácter antiguo y que los tiradores están hechos en madera.

Como siempre, lo primero será retirar tanto los tiradores, como las baldas, las puertas…para poder trabajar cómodos. Vemos, que los tiradores de madera se extraen como si de un tornillo se tratara, desenroscando. Como tienen un diseño peculiar y se encuentran en buen estado Chus decide conservarlos.

Quitaremos todo lo que se encuentre en el interior porque empapelaremos con papel pintado. Para esta ocasión, Chus se ha decantado por un papel de tonos azules. Recordamos que, para un mejor resultado, debemos impregnar de cola tanto la parte posterior del papel, como la superficie de madera que vayamos a cubrir. E ir pegando de fuera hacia dentro. Para quitar las posibles burbujas de aire que se hayan podido formar, pasamos un trapo seco.

Llega el momento de pintar. Chus opta por tonos claros, pero puesto que el mueble lleva una capa de tinte muy rojiza, antes de pintar será necesario aplicar una capa de antitanitos, para evitar que el tinte trepe.

Empezamos lijando la tapa con una lija eléctrica. Por otro lado, retiramos las molduras de la puerta con la mano para darle un nuevo aire al mueble.

Aplicamos la capa de antitaninos, que es un protector de la madera, y como hemos comentado nos ayudara a aislar el tinte para que no trepe a la nueva pintura que aplicaremos. Debemos dejar secar durante 24 horas, antes de aplicar la pintura.

Pasado este tiempo prudencial, daremos un par de capas de pintura de tiza, a nuestro mueble. El color elegido en esta ocasión ha sido un blanco roto con un toque de azul. Dejamos secar, y ultimamos los remates finales.

De esta forma hemos rendido un pequeño homenaje, con el que hacemos que los recuerdos de los que no están permanezcan vivos siempre a nuestro lado.

No te pierdas todos los trucos y nuevas ideas de Chus Cano en Reciclarte T6.

¿No sabéis dónde ver Canal Decasa? Está disponible en todos los operadores de televisión de pago de España, que puedes consultar en la sección dónde vernos.