Gato con una aguja en la garganta

Hoy conoceremos a Miriam Jiménez dueña de Kido, un gato doméstico que sufrió un problema muy grave y muy común en gatos que conviven con humanos. En este caso, Kido ingirió una aguja de coser atada un hilo y ésta se quedó alojada en su garganta.

Éste es un problema más común de lo que podemos pensar, ya que los gatos juegan con los hilos que sobresalen de la aguja y pueden llegar a tragársela.

Tras una operación y un período de rehabilitación, Kido se recuperó por completo, y hoy visita nuestro plató para contarnos su experiencia y evitar que otros dueños de gatos cometan el mismo error que Miriam.

¿Qué vas a necesitar?