Cómo actuar en el parto de una perra

En el programa de hoy, nos visitan José y Kira, una perra que se ha quedado embarazada.

José está lleno de dudas y Carlos está dispuesto a resolvérselas.

Lo primero que hay que hacer cuando una perra está embarazada es:

Llevar una alimentación equilibrada, con comida específica para cachorros.

A partir del día 45 de la monta, hay que tomar la temperatura a la perra 2 veces al día, introduciéndole el termómetro por el ano. Estos datos que vayamos obteniendo, debemos apuntarlos en una libreta.

Una vez, vayamos observando que la temperatura baja considerablemente, sabremos cuando será el parto. Aproximadamente, esta bajada de temperatura se produce 1 o 2 días antes del parto.

El día del parto, hay que ser un mero observador, hay que lavar bien a la perra, e intentar llevarla días antes del parto a la peluquería para que le rasuren la zona de las mamas y la vulva.

Antes de parir, veremos que la perra empieza a sentirse mal, a causa de las contracciones. Si pasada una hora de las contracciones, no pasa nada, hay que ir al veterinario.

Si el animal se pone de parto, y entre el nacimiento de un cachorro y otro, pasa más de una hora, también habría que ir al veterinario.

Es muy importante, que no intentemos sacar nosotros solos a los cachorros.

¿Qué vas a necesitar?