Cómo actúa la fundación ONCE

La ONCE, ofrece perros en “adopción” que suelen estar unos 10 meses con las familias de acogida.

 

El proceso se inicia con la selección de reproductores.

 

Han de ser perros sin agresividad, cariñosos, nada temperamentales.

 

A los dos meses, se busca una familia que trata de acostumbrar al perro a acostumbrarse a todo lo que tendrá que vivir en un futuro. Que se acostumbre a todos los estímulos, para que cuando reciba entrenamiento con esto avanzado.

 

A los 12 meses, empieza el periodo de entrenamiento del perro. Tratan que responda a ciertos estímulos verbales principalmente.

 

El trabajo de la instrucción, trata de reforzar el trabajo de adiestramiento. Comprobar que los niveles de autoridad y autonomía son los adecuados.

 

Se busca un usuario afín al carácter del perro. No todos los usuarios pueden tener un perro guía. Se comienza con la rutina básica, y una vez conseguido esto, se les adiestra en obediencia en zonas desconocidas para el perro.

 

Posteriormente, se hace un seguimiento en la zona local para asegurarnos de que todo va bien.

¿Qué vas a necesitar?