Las mansiones de los Hamptons: la casa de un pintor

En el capítulo 8 de Las mansiones de los Hamptons, Victoria Amory nos abre las puertas de la granja del siglo XVIII propiedad de John Alexander, uno de los pintores más reconocidos de Amagansett (Long Island). La zona más especial de la casa es sin duda el jardín, un magnífico espacio de 1000 m2 con gran variedad de plantas y un lago que sirve de inspiración al artista.

Esta granja del siglo XVIII fue comprada por John Alexander hace 30 años. Desde entonces ya era habitable aunque decidió arreglarla para darle un nuevo estilo, siempre conservando los aspectos originales de la antigua granja. La casa se compone de una sola planta con enormes techos y dos dormitorios situados en los antiguos pajares.

El comedor está presidido por una gran mesa de madera inglesa del siglo XIX traída por John especialmente para este espacio. Sobre esta vemos una decoración sencilla y campestre con algunas velas, piñas y flores. Unido a esta sala está el salón principal, una combinación de sofás y sillones de distintos blancos y marrones.

El segundo salón de la casa tiene el mismo diseño que el primero, aquí es donde ven la televisión y pasa el mayor tiempo la familia. Muebles de distintas épocas, lámparas y grandes objetos, hacen que la decoración sea simple y a la vez elegante.

En la antigua zona del pajar encontramos el dormitorio principal, un espacio abierto en la segunda planta decorado con muebles de madera y grandes ventanales. La cama está compuesta por un cabecero estampado en colores claros y almohadones blancos a juego con la colcha.

La cocina tiene una mesa antigua con la parte de arriba de metal que la hace muy cómoda. Al igual que el resto de la casa, en la cocina encontramos distintos tipos de sillas, todas diferentes y que demuestran el carácter de la casa de John Alexander.

Si te gustaría visitar más mansiones con Victoria Amory puedes hacerlo en Las mansiones de los Hamptons.

¿Qué vas a necesitar?