Las mansiones de los Hamptons: casa familiar

En el cuarto episodio de Las Mansiones de los Hamptons, acompañamos a Victoria Amory a descubrir la decoración y estancias de una mansión familiar, que antiguamente fue una casa de huéspedes, la de la familia Pilaro.

La casa tiene casi 2.000 m2 distribuidos en tres plantas y ha sido la propia dueña la encargada de su decoración, excepto algunos detalles que han diseñado profesionales. Cuentan con un salón que sólo disfruta el matrimonio, en ausencia de sus cuatro hijos, ya que es su zona de descanso. Una de las piezas más destacables es la alfombra hecha a medida que lo cubre y que tiene los colores que decoran el cuarto.

En el salón que todos comparten tienen unas sillas muy curiosas hechas con ramas de árboles y la decoración usa colores y detalles muy relacionados con la naturaleza. El sofá es una antigüedad inglesa que encaja perfectamente con la decoración y se mezcla con la mesa un poco más moderna. En el comedor también siguen los tonos del salón para darle continuidad y conserva una cocina antigua que ya estaba en la casa cuando la compró.

Las habitaciones de invitados tienen todo lujo de detalles, entre los que destaca un mueble parisino pintado a mano y otro irlandés hecho a medida. También tienen una colección de máscaras compradas en distintos países ya que les apasionan y sirven como decoración en la pared.

El cuarto principal tiene un techo que juega con la luz y está decorado en colores suaves y tranquilos y cuenta con muchos cojines tal y como le gusta a su dueña. En el caso de las habitaciones de los niños, las camas son literas algo muy típico americano, incluso en una de ellas la cama está en una especie de segunda planta a la que se accede mediante una escalera de madera. Además, los niños cuentan con una sala de juegos. En total tienen 500 m2 para ellos solos.

El jardín tiene más de dos hectáreas y es donde practican todo tipo de deportes. Es uno de sus lugares preferidos y por eso cuentan con muchos espacios para sentarse y disfrutar de él y con una gran piscina para bañarse.

 

¿Qué vas a necesitar?