Las mansiones de los Hamptons: casa en East Hampton

En el quinto episodio de la serie Las Mansiones de los Hamptons, acompañamos a Victoria Amory en su visita a una espectacular mansión situada en East Hampton.

La familia propietaria de la casa la habita todo el año y ellos mismos se han encargado de su decoración. La librería está adornada en tonos oscuros, con motivos escoceses y un aire muy masculino ya que pertenece al marido de Gill, la propietaria que nos muestra las estancias de su mansión. En cambio, el estudio de ella es más femenino, está decorado con tonos claros y es muy luminoso. Su trabajo tiene que ver con el mundo de las telas, que son su pasión. Por ello, tiene un espacio dedicado a ellas.

El salón está situado en el centro de la casa y de él parten el resto de estancias. Tiene una gran chimenea y está decorado en colores pastel, y marrones mezclados con verde, que dan un aspecto muy cálido. La pieza fundamental de este lugar es un sillón forrado por Gill con una tela inspirada en un dibujo del siglo XVIII. Además, tienen otro salón para el verano en tonos muy frescos: verde y blanco.

La cocina es muy amplia y se divide en tres zonas: el lugar donde se cocina y toman el desayuno, una despensa y otra estancia para guardar telas y mantelerías antiguas. El comedor tiene un gran mural de la época federal en el que hay motivos de caballos y barcos, las dos pasiones de sus hijas.

La casa cuenta con varios cuartos de invitados. Uno de ellos, tiene una alfombra típica americana elaborada con retales, y unas cortinas muy originales, ya que en esta zona se le da mucha importancia a vestir las ventanas. El pasillo de la parte superior está cubierto por una gran alfombra escocesa clavada al suelo. Los cuartos de sus hijas los han decorado ellas mismas y son muy frescos y juveniles.

El cuarto principal, donde duermen los propietarios, tiene detalles masculinos como el mueble de la televisión y las butacas y otros más femeninos como las sábanas o las cortinas. Cuenta con un baño y un vestidor separados del resto de la estancia. El jardín también es precioso y tiene todo lujo de detalles como el resto de la mansión.

 

¿Qué vas a necesitar?