Las Mansiones de los Hamptons Cap 17: Casa materiales nobles: madera y piedra

En el capítulo 17 de Las mansiones de los Hamptons, Victoria Amory nos abre las puertas de una antigua granja reformada de 1700 con 500 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y una hectárea de jardín. Cuenta con cuatro habitaciones, cuatro salones y un espacio taller.

La casa está fabricada con piedra y madera y mantiene un monocromastismo que dota de serenidad a la mansión. Suelos de piedra, paredes de madera y muebles que los propietarios han ido encontrando a lo largo de los años en diferentes anticuarios.

El salón cuenta con colores neutros con pequeños toques de color. Techos altos y suelos con madera ancha. Una gran lámpara del siglo XVIII, grandes ventanales por los que entra mucha luz y una mesa alta antigua.

En el comedor la mesa se sitúa a en un lateral para poder dejar un pequeño paso que comunica con el salón. Una iluminación diferente y un papel en las paredes reproducción de un papel inglés de 1700. La mesa es francesa y las sillas son suecas forradas con una tela en tonos pálidos.

Todas las alfombras de la casa están hechas a mano por el marido de la propietaria. La mayoría de las estancias están decoradas con papel pintado a mano.

El dormitorio principal tiene el techo abuhardillado y colores típicos suecos. Papel pintado en las paredes y muebles antiguos que dota a esta estancia de un carácter personal.

El baño del dormitorio mantiene la gama cromática, tiene una gran bañera y unas butacas de mimbre de la abuela de la dueña de la mansión.

Además visitamos el estudio de telas, donde se fabrican las alfombras que hemos visto antes.

¿Qué vas a necesitar?