Fabricar compost

Colocar en el jardín un recipiente para contener los desechos que se van produciendo tanto en el jardín como en el hogar ( restos de la poda, de segar el cesped así como los restos de las verduras y frutas que consumimos en casa, posos de café y bolsitas de infusiones, también se pueden poner las servilletas de papel cortadas en trozos pequeños y de telas de algodón).
Evitar semillas, carne, pescado, productos lacteos, cítricos ni mondas de patatas.
El contenedor tiene que permitir la aireación, estar tapado para que no se empape cuando llueve y en contacto con el suelo para que los microorganismos y lombrices etc. puedan pasar desde el suelo al montón de desechos y realizar su función ayudando a la transformación de estos residuos en un buen compost, también hay que vigilar el grado de humedad del montón y en caso de estar muy seco regarlo un poco para ayudar al proceso. De vez en cuando voltearlo para airearlo.
Aproximadamente en seis meses podremos sacarlo (el contenedor tiene una puerta inferior para facilitar el trabajo), cribarlo (con un trozo de malla de gallinero grapado a unos listones, podemos fabricar una criba casera) y utilizarlo en nuestro jardín. Conviene utilizarlo pronto para que no pierda sus propiedades.

¿Qué vas a necesitar?

Compostera

Pala

Criba

Restos orgánicos del jardín y el hogar