Esta casa es mía Cap 20: Marinero en tierra

En el capítulo 20 de Esta casa es mía nos desplazamos hasta Almuñécar, Granada para conocer a José María Pérez un habitante de una casa diseñada con forma de barco. Además en este capítulo viajamos a Algeciras, Cádiz para que el armador de barcos José Martí nos abra las puertas de su particular casa.

José María Pérez ha pasado casi toda su vida trabajando en el mar y decidió echar las anclas en Almuñécar. El dinero que ganó lo empleó en comprar en terreo donde construyó esta casa barco.

La azotea de este barco dispone de los botes salvavidas propios. Esta particular casa recibe todo tipo de visitas, curiosos, o colegios de niños de todo Almuñécar. En cada rincón de la casa hay elementos que hacen referencias al mar. En las paredes calabrotes colgados, un portillo del Destructor Gravina un destructor que perteneció a la Armada Española y que participó en la Guerra Civil.

En otra de las habitaciones un pequeño museo del barco, con una cantidad que este marinero ha ido recogiendo en sus andaduras por el mar. Artículos de la II Guerra Mundial, como grilletes, una hélice de un barco pesquero etc.

En Algeciras, José Martí nos enseña la casa que ha ido decorando a lo largo de los años con elementos de barcos. Tallando madera y construyendo sus propios muebles. Remos de barcos, el timón y demás partes de los barcos forman parte de la decoración de la particular casa de este amante de la madera.

Este artista también es capaz de dar forma a varillas de acero con una máquina casera que ha fabrico a partir de un motor de un camión. De esta manera ha fabricado las rejas y puertas de la casa. Este armador ha fabricado además una casa en un árbol para los niños de la familia.

¿Qué vas a necesitar?