Esta casa es mía Cap 19: Mi casa tiene arte

En el capítulo 19 de Esta casa es mía nos desplazamos hasta Pelayo en Cádiz, donde Bartolomé Muñoz nos enseña su particular casa.

El exterior de la vivienda fabricado con sus propias manos reciclando todo tipo de piezas, azulejos y piedras que ha podido aprovechar para forrar los muros. Con motivos egipcios y aztecas ha decorado la fachada de la casa.

El suelo está fabricado con recortes de piedras y baldosas que el Bartolomé ha ido encontrando en los contenedores.

Rodeado de esculturas que ha fabricado el protagonista con sus propias manos, de animales, indios, egipcios el jardín se convierte en un lugar único.

El interior de la casa, una chimenea con estampados coloridos y techos pintados.

Un lugar repleto de creaciones y esculturas que más parece un museo que una vivienda particular.

En Carboneras, Almería conocemos a Vidal Hurtado que vive en un lugar único. Una casa que más bien parece una obra gigante fabricada de cerámica.

Este artista de la cerámica tiene su pequeño taller en el interior de la casa y realiza obras en este delicado material con formas geométricas y colores pastel.

El interior de la casa está decorado con esculturas de cerámica que ha fabricado él, colores vivos y techos abovedados.

¿Qué vas a necesitar?