Cómo organizar y decorar un piso compartido de 30 metros

¿Vivir y compartir un piso de 30 metros? Carol y María nos demuestran que con un poco de organización y ganas, la convivencia en tan poco espacio sí es posible. Ambas viven en un céntrico barrio de la ciudad, en un edificio con más de un siglo de antigüedad, y comparten un pequeño piso reformado de poco más de 30 metros.

Los 30 metros de la vivienda están divididos en: 13 metros de salón, 3 de cocina, 10 metros destinados al dormitorio y otros 3 al baño, redondeando con el metro largo que mide la entrada.

Vivir en un espacio tan reducido requiere algunos esfuerzos, ambas comparten la nevera, el armario y el baño; con todo esto los conflictos son inevitables; incluso la vida íntima es difícil cuando tienes que compartir tan poco espacio… Sin embargo, nuestras protagonistas prefieren tomárselo con humor.

Pero compartir piso también tiene beneficios, además de la compañía mutua, dividen los gastos diarios, y eso les permite llegar más fácilmente a fin de mes.

Con todo esto, Carol y María han conseguido alcanzar una convivencia agradable, y enriquecer sus vidas, aunque tengan que compartir 30 m2

¿Qué vas a necesitar?