Casas con firma: Ramón García Jurado y Paco Pocovi

En el capítulo 24 de Casas con firma entramos en la vivienda del arquitecto Ramón García Jurado y junto a su socio, el diseñador Paco Pocovi, nos comentan los tesoros que visten su hogar.

Ramón García Jurado licenciado de arquitectura por la universidad de Harvard con más de 20 años de experiencia en el mundo de la decoración y Paco Pocovi con una experiencia de 18 años como diseñador de moda trabajando para marcas como Adolfo Domínguez, Pedro del Hierro, Loewe y Carolina Herrera. Se asociaron hace tres años compartiendo ideas y estilo.

Estos dos interioristas nos muestran el piso madrileño de Ramón García Jurado, en el que priman los valores clásicos como referente de belleza y la comunión entre el hoy y el ayer. El renacimiento y el neoclasicismo son sus referentes y las esculturas su debilidad.

En esta vivienda los espacios ceden el protagonismo a las esculturas cuya colocación busca un contrate de estilos y de épocas, sacándolas de escala para así conseguir un aire teatral.

El recibidor de la vivienda anticipa lo que viene después. Un busto de gran tamaño del siglo XIX hace contraste con el moderno mural abstracto que tiene a sus espaldas, en el salón un mascara tribal original de la Republica del Congo descansa sobre un mueble sueco de los años 30.

En la habitación  encontramos un estilo totalmente neoclásico con unas paredes enteladas en negro que ceden el protagonismo a las piezas que las visten. Una cama diseñada por Paco Pocovi y Ramón García Jurado con un cabecero inspirado en los templos griegos, junto con una vasija griega, todo enmarcado con el color dorado que aporta luz al espacio.

El baño barroco a la par que funcional, tiene las paredes enteladas y las piezas de arte presentes como no podía ser de otra forma en una casa en la que los elementos tienen el protagonismo total.

Es una vivienda que no hace referencia al estilo de estos dos decoradores sino a las obsesiones del propietario. Con muchos objetos que ha ido acumulando a lo largo de su vida se ha convertido en una casa museo.

¿Qué vas a necesitar?