Las alfombras como nuevas

Para mantener las alfombras como nueva solo necesitas preparar en un cubito con agua caliente, con zumo de pepino y un chorrito de amoníaco. Después frota las alfombras con un paño embebido en la solución y listo!! verás que quedan genial!

Otra opción es añadir al agua caliente, un chorro de cualquier detergente líquido y un vaso de amoniaco. Frota la alfombra con un cepillo de cerdas gruesas y deja secar después la alfombra.

Y para quitar los pelos de las mascotas, si es que teneis como yo, pasad la aspiradora antes y quedan perfectas!!

¿Qué vas a necesitar?

Alfombra, pepino, amoníaco, agua caliente, detergente