Pestañas larguísimas y espesas

El primer paso para conseguir unas pestañas de ensueño largas y mucho más espesas es lavarse bien los ojos y secarlos.

A continuación impregna bien un bastoncillo o un pincel en aceite de ricino, aplícalo como si fuera una máscara de pestañas, de abajo a arriba. Con cuidado de que no entre el producto en los ojos.

Utilízalo todas las noches al irte a la cama y déjalo actuar, a la mañana siguiente lávate bien la cara. En poco tiempo notarás los resultados.

¿Qué vas a necesitar?

Aceite de ricino

Pincel o bastoncillo para aplicar