Especial Maquillaje de Boda: tres looks de boda

Nuestra maquilladora profesional Cathy Bayle elabora tres looks de boda: la dama de honor, la madrina y la novia. Sus respectivos maquillajes deben ir acorde al papel de que desempeña cada una en este día. Cathy nos muestra que es lo más apropiado para cada estilismo.

Dama de honor: un vestido largo rojo es el elegido por nuestra dama de honor, y esto condiciona su makeup.
Comienza aplicando el corrector, tanto para cubrir la ojera como en el arco de la ceja para levantar la mirada. Aplica una base en stick con una brocha de maquillaje para conseguir una cobertura del poro total. Fija la base con polvos sueltos que aplica con una borla.

Para los ojos emplea tonos mates, sin brillo: una base beige en la zona del lagrimal, para abrir el ojo aún más, y en el arco de la ceja. También lo aplica por debajo del ojo para luego poder maquillar con lápiz y que este no se corra. A continuación pone sombra gris en la zona del hueso ocular. Marca el contorno del ojo con eye liner líquido, cuya fijación es mucho más duradera que el lápiz. Encima le da un toque de color con un poco de sombra en azulón. Consigue dar más brillo al ojo y quitar la rojez pintando la raya por dentro con un lapicero beige.

Un último toque de luz lo aporta con una sombra amarilla en la zona interior del párpado. También va aponer unas pestañas postizas y máscara waterproof. El toque final lo da con polvos dorados entre el lagrimal y la sombra gris.

El colorete en tonos rosados se lo aplica en la parte de abajo del pómulo y en la sien. El perfilador de labios, del mismo tono que el colorete, se complementa con un labial permanente y un toque de gloss encima.

Madrina: Va a realizar un maquillaje antiedad para rejuvenecer el rostro de la madrina. Para ello pone corrector en el lagrimal, en el arco de la ceja y encima de esta, también en el pómulo hasta la sien. Aplica una base especial con la yema de los dedos y encima polvos traslúcidos para fijar. Para los ojos azules evitamos los tonos azules, y los destaca con un tono oscuro que pondremos en la parte del párpado que se cae. Perfila con eye liner y pone pestañas potizas que disimularán la piel que cae. El colorete en un tono muy rosa sobre la parte baja del pómulo. Aplica un poco de labial rosa en la parte de abajo del ojo, sobre el pómulo, consiguiendo un efecto visual sonrosado muy favorecedor. Para los labios perfila y maquilla con un fucsia muy luminoso.

La novia: En un maquillaje de novia buscamos además de belleza que sea duradero y para ello son muy importantes los preparativos. Hacernos un peeling, conseguimos así unificar el tono de la piel, y ponernos una mascarilla que absorba la grasa de la piel, consiguiendo que el maquillaje se fije mejor. Finalmente si aplicamos un sérum, una ampolla de flash de belleza, quedará nuestra piel radiante y lista para maquillar. Pero antes definimos las cejas para lograr un rostro limpio, y un look natural.

Los tonos de nuestro maquillaje irán acorde a los tonos del cabello y ojos de nuestra novia. El primer paso será unificar el tono de la piel, con el corrector, aplicándolo en las rojeces y sombras del rostro.

A continuación la base de maquillaje en un tono beige, fluida y mate para conseguir un efecto natural, sin brillos para no recargar la imagen de la novia. Aplicamos con la yema de los dedos y fijamos con polvos sueltos con una borla mediante ligeras presiones, quitamos el exceso con una brocha.

Para los ojos buscamos un efecto almendrado, y separarlos, por lo que aplicamos una sombra beige en el lagrimal. Perfilamos el ojo con eye liner líquido, que perdura más. Sobre este ponemos un toque de color lila que usamos también sobre el hueso de la cuenca del ojo, consiguiendo alargarlos. Un punto de luz con sombra beige o blanca en el arco de la ceja para levantar la mirada.

Rizamos las pestañas y las maquillamos con máscara waterproof, encima colocaremos unas pestañas postizas. También maquillamos las cejas, con sombra marrón, humedecemos previamente un poco el pincel, y retocamos las cejas en las zonas menos pobladas.
El toque de color lo ponemos con un poco de sombra rosa en la zona del lagrimal.
El colorete del maquillaje de novia se aplica desde abajo del pómulo hasta la sien empleando tonos neutros similares al color de la piel. Daremos un toque de rubor justo debajo del ojo.

Para los labios buscamos un efecto jugoso y natural. Los perfilamos con un tono neutro, y en el centro del labio superior ponemos corrector, para por último maquillar con brillo y damos un toque de gloss.

¿Qué vas a necesitar?