Cómo hacer jabones de glicerina con forma de Tupper.

 

Partimos del jabón de glicerina base que cortamos en láminas y calentamos la cantidad que deseemos posteriormente a fuego lento. Posteriormente le añadimos el colorante alimentario y el aceite esencial.

Podemos encontrar la glicerina en droguerías especializadas, además las hay con diferentes densidades, es decir, más o menos opacas.

La glicerina tiene que calentarse a fuego lento sin que hierva, y una vez añadido el colorante y la esencia, lo vertemos en este caso en un Tupper.

¿Qué vas a necesitar?

Glicerina

Colorante alimentario

Aceite esencial

Moldes