Cómo hacer jabón para pieles estropeadas con polen.

 

El jabón de polen es ideal para el cuidado de las pieles estropeadas, sobre todo por el castigo del sol después del verano y para las personas que sufren un acné fuerte, ya que el polen es muy rico en vitamina A.

Al jabón base ya hecho le añadimos dos cucharadas colmadas de polen en grano, teniendo en cuenta que con el jabón base hemos realizado un kilo de jabón.

Además, le añadiremos un poco de aceite esencial de clavo, porque es un desinfectante para evitar el desarrollo de bacterias.

Una vez mezclado todo, lo pasamos al molde en el que lo dejaremos enfriar durante dos días tapado, posteriormente lo extraeremos del molde, lo cortaremos y lo dejaremos reposar un mes.

¿Qué vas a necesitar?

Jabón Base

Polen en grano

Aceite esencial del clavo

Moldes