Cómo hacer jabón de glicerina con diferentes moldes.

 

Partimos del jabón de glicerina base que cortamos en láminas y calentamos la cantidad que veamos que podamos necesitar a fuego lento. Posteriormente le añadimos el colorante alimentario y el aceite esencial si así se desea.

La glicerina tiene que calentarse a fuego lento sin que hierva, y una vez añadido el colorante y la esencia, lo vertemos en los moldes elegidos.

¿Qué vas a necesitar?

Glicerina

Colorante alimentario

Aceite esencial

Moldes