Cómo hacer jabón anticelulítico con alga fucus.

 

Primero, realizamos el jabón base. Al llega al cuajar del jabón, necesitamos saber si está al punto, por lo que movemos la mezcla del jabón con una cuchara y dejaremos caer el jabón en círculos. La textura que debe quedar es como la de un puré espeso.

Una vez cuajado el jabón le iremos añadiendo los elementos extra que deseemos; en este caso le añadiremos algas fucus directamente porque en este caso hacemos un jabón anticelulítico.

Podemos añadirle un poco de aceite esencial de limón para matar el olor del alga y ayudar a cuidar la piel sensible.

Cuando esté todo bien mezclado, lo vertemos en un Tupper y lo dejamos secar tapado durante dos días.

Pasado ese tiempo el jabón estará duro y lo podremos desmoldar con la ayuda de un cuchillo. Cuando lo saquemos del molde y lo cortemos, debe estar durante un mes secándose para que el jabón termine de adquirir todas sus propiedades.

¿Qué vas a necesitar?

Jabón Base

Alga fucus

Aceite esencial de limón

Tupper

Moldes