El misterioso «Incidente de Wyoming» ¿REAL O FAKE?

El misterioso «Incidente de Wyoming» ¿REAL O FAKE?

El misterioso «Incidente de Wyoming» ¿REAL O FAKE?

Existen muchas leyendas urbanas relacionadas con programas de televisión hackeadas o con emisiones de origen desconocido, y muchas de estas leyendas siguen sin tener una explicación adecuada.

Un caso se conoce como «El incidente de Wyoming» que presuntamente se produjo en 2008 en una pequeña filial de la cadena ABC, dedicada a transmitir a unos cuantos municipios rurales del condado de Niobrara, en el este de Wyoming.

Una grabación de vídeo de una de sus transmisiones, que posteriormente ha sido difundida por las redes sociales, capturó uno de los diversos intentos exitosos de alguien de apropiarse de la señal de la emisora en medio de un programa de noticias nocturno.

Un vídeo de unos cinco minutos de duración interrumpió el programa con unas imágenes extrañas, misteriosas y perturbadoras de cabezas y rostros humanos animados con una variedad de expresiones espeluznantes. Estas inquietantes imágenes se intercalaban con lo que parece una especie de imagen de prueba, en el que parpadeaban las palabras PRESENTACIÓN ESPECIAL, y un texto fijo con frases como «ESTÁS ENFERMO… SÓLO QUEREMOS CURARTE» y «VERÁS TANTAS COSAS BONITAS».

Según la mayoría de los testimonios, el vídeo no ha cobrado protagonismo por sus extrañas imágenes y el sonido sibilante, sino por los efectos inexplicables – y a menudo nocivos – que tuvo en los residentes del condado de Niobara que vieron la transmisión en directo. Algunos de aquellos espectadores dijeron haber experimentado sensaciones físicas, como fuertes dolores de cabeza y náuseas, así como síntomas psíquicos, como intensas alucinaciones y pérdida temporal de la memoria.

Aunque algunos vecinos creían que la transmisión era fruto de algún tipo de efecto paranormal, los hechos han sido analizados por científicos, que sostienen la teoría de que los síntomas son el resultado de una frecuencia de audio específica en la señal.

El vídeo que hemos incluido a continuación es, presuntamente, un fragmento de la transmisión en cuestión y se dice que contiene un tono sub-sónico que está por debajo del umbral de la audición humana, oscilando entre unos 17 y 19 Hz. Según algunos profesionales, este sonido puede provocar alucinaciones audiovisuales, así como molestias físicas, como dolores de cabeza, vértigo, náuseas y cambios en la temperatura de la piel, tras una exposición prolongada a estas frecuencias. Algunos científicos han llegado a plantear que estas reacciones mentales y físicas pueden llevar a la gente a creer que está viendo fantasmas u otros fenómenos paranormales.

 

 

La identidad de la persona o personas que orquestaron el incidente de Wyoming sigue siendo un auténtico misterio…