5 películas de terror que abordan el duelo, la muerte y la pérdida

5 películas de terror que abordan el duelo, la muerte y la pérdida

5 películas de terror que abordan el duelo, la muerte y la pérdida

A veces, incluso los días más alegres pueden ser oscuros cuando las penas de la vida asoman sus cabezas. Pero esto tiene su lado positivo: hay quienes están dispuestos a ayudarnos en estos días más oscuros. El objetivo es abordar el duelo y concienciar sobre cómo afrontarlo y cómo ayudar a los demás a superarlo. Así que fíjate en tu entorno y extiende una mano de ayuda y únete a nosotros durante el Día de la Concienciación sobre el Luto (30 de agosto) para mostrar a los que nos rodean que estamos aquí para ellos.

A menudo, la pérdida y el dolor juegan un papel muy importante en las cintas de terror, dado al oscuro contenido de las mismas, pero, con el fin de aumentar la concienciación sobre el luto hoy, lo que sigue es una lista de 5 películas que abordan las diversas luchas emocionales a las que todos nos enfrentamos ante los temas del luto, la muerte y la pérdida.

AL FINAL DE LA ESCALERA

En las primeras escenas de ésta cinta de terror de Peter Medak, John Russell (George C. Scott) pierde todo lo que ama. Devastado por el dolor, se traslada a una mansión antigua alejada, donde intenta seguir adelante. Sin embargo, Russell es perseguido por su pasado, y también por una inquietante presencia espectral que reclama su atención. Nos encanta esta película, ya que es tanto una cinta de terror muy potente como una conmovedora historia sobre la pérdida.

 

CEMENTERIO VIVIENTE

Stephen King siempre ha sido un escritor empático y comprensivo. Incluso a la hora de presentar a sus crueles villanos y a sus héroes imperfectos, rara vez hay un momento en sus historias en el que no se entienda el motivo por el que un personaje hace lo que hace, incluso cuando lo que hace es una auténtica locura. Por tanto, cuando Louis descubre que una parcela de tierra no muy lejos de su nueva casa resucita a cualquier criatura muerta enterrada en ella, entendemos por qué no tiene más remedio que enterrar a su hijo muerto ahí, incluso después de haber visto lo que pasó con su gato.

 

AMENAZA EN LA SOMBRA
Ninguna reflexión sobre el duelo dentro del género de terror estaría completa sin hablar de la magnífica AMENAZA EN LA SOMBRA, de Nicolas Roeg. Afligidos por la muerte accidental de su hija, Christine (Sharon Williams), John (Donald Sutherland) y Laura Baxter (Julie Christie) viajan a Venecia, donde John ha recibido el encargo de restaurar una iglesia.

Ahí, conocen a un par de hermanas, una de ellas vidente. La vidente insiste en que ha visto el espíritu de la hija de los Baxter. Laura, intrigada visita a las dos mujeres. John se resiste a creer en videntes o en poderes paranormales. De repente, después de que Laura haya visitado a las dos hermanas, John empieza a tener visiones sobre su hija fallecida.

 

EL ORFANATO

Además de ser una película de misterio aterradora, esta ópera prima de JA Bayona también aborda lo tremendamente difícil que es decir adiós a un ser querido. Laura (Belén Rueda) no es capaz de seguir con su vida hasta que encuentra a su hijo Simón (Roger Príncep), que ha desaparecido del orfanato que ella está restaurando.

La severidad de su angustia es tangible y, por ello, entendemos perfectamente su voluntad de creer en lo sobrenatural, en algo del más allá. El hecho de que nos importe tanto la lucha interna de Laura permite a Bayona crear algunas de las escenas más aterradoras y, en definitiva, más devastadoras del séptimo arte.

 

TODAVÍA ESTAMOS AQUI

Todavía estamos aquí cuenta la historia de dos padres (Andrew Sensenig y Barbara Crampton) que se trasladan a una vieja casa en el interior de Nueva Inglaterra tras la muerte de su hijo Bobby. Pronto, la afligida madre sostiene que ha visto el fantasma de su hijo y pide una sesión de espiritismo. Todavía estamos aquí trata de la incapacidad de decir adiós tras una pérdida tan fuerte e injusta. Al final, los padres de Bobby están dispuestos a hacer lo que sea para volver a verlo, aunque eso signifique llevar las almas de todo un pueblo al monstruo que hay en el sótano.