Un cómico a la carrera: Jason Lee

En una de las escenas míticas de Me llamo Earl (2005-2009), uno de los baluartes cómicos de la NBC durante la primera década del siglo XXI, Earl y su primo asaltan la casa de una anciana sorda haciendo todo el ruido posible. Una diégesis sonora y narrativa descacharrante que marcaba la línea editorial de un tipo de ficción cada vez más en desuso.

La magia de este serial, más allá de los guiones, más o menos inspirados, residía en la interpretación de Jason Lee, uno de esos actores que siempre han rimado en nuestra memoria pero nunca le pusimos nombre. Este skater, que en su momento profesional más álgido acabó siendo captado por la Cienciología, algo que dinamitó una carrera que nunca terminó de arrancar, se pasó a la interpretación tras una serie de trabajos alimenticios para la televisión.

Pronto se convertiría en una secundario en propuestas independientes y comerciales. Este rol, el de actor de reparto, se repitió hasta la saciedad en su carrera. A diferencia de lo que contábamos semanas atrás sobre John Cho, un cómico devenido actor de drama, Lee nunca pudo romper el encasillamiento.

Me llamo Earl le hizo rico, le procuró nominaciones a los Emmy, pero a partir de ahí llegó una deriva negativa. De hecho, en la segunda mitad de lo que llevamos de siglo se ha prodigado poco –los temas extraprofesionales también tienen mucho que ver. Aun con ello hay que celebrar la labor de este actor con un tremendo talento para la mueca, y del que esperamos que vuelva a la primera línea.

A continuación, repasamos sus títulos clave.

Jason Lee

Mallrats, 1995

Fue su debut en el cine, con un pequeño papel para esta magnífica (e infravalorada) película de Kevin Smith, secuela oficiosa de la primera entrega de Clerks, con la que comparte los mismos universos y estilo narrativo. Shannen Doherty, Jeremy London, Claire Forlani, Ben Affleck y Joey Lauren Adams acompañan a Lee en esta comedia que narra la visita a un centro comercial de dos amigos que acaban de romper con sus novias. Lo que parecía un día de ocio se convierte en algo más cuando se encuentren con ellas.

Chris Hemsworth

Casi famosos, 2000

La música lo es todo, recita el personaje de Billy Crudup. También lo es para Cameron Crowe y Jason Lee, en uno de los trabajos más importantes en las carreras de ambos. Un homenaje al rock de los 70 que contaba con un reparto estelar: Patrick Fugit, Billy Crudup, Kate Hudson, Frances McDormand, Jason Lee, Philip Seymour Hoffman, Anna Paquin, Fairuza Balk, Zooey Deschanel y Jimmy Fallon. El filme ganó el Óscar a mejor guion original. Es una de las cumbres de Crowe.

Alvin y las ardillas, 2007

A diferencia de los dos trabajos anteriores, Lee es el gran protagonista –junto a las ardillas animadas— de este producto comercial que funcionó excelentemente en taquilla pero que sin embargo se tradujo en una pérdida de prestigio para Lee, sobre todo a nivel crítico. Tras el éxito inicial, llegaron dos largometrajes más pero sin la frescura de la primera. A partir de ahí, la filmografía de Lee sufre hiatos constantes. Lo más destacado en este período es el reboot de una de las películas clásicas de Kevin Smith: Jay y Bob, el silencioso (2001), estrenada en 2019.

El antepenúltimo mohicano

Twitter: @eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: Las esenciales de Chris Hemsworth

 

Chris Hemsworth