Las mejores películas finesas contemporáneas

Tras Islandia, ¿llegará el momento del cine finés? No resulta sencillo. De entre todas las industrias nórdicas, la finesa siempre ha marchado a una velocidad de desarrollo más lenta. Es complicado establecer las razones. Hasta hoy, el cine en Finlandia ha sido una cuestión individualista. Desde el autor Aki Kaurismäki hasta el artesano de superproducciones Renny Harlin; directores que se han formado en el extranjero y que han desarrollado sus carreras con cierta independencia –sobre todo el segundo— de los estándares productivos de Finlandia.

Por supuesto, en esta era de la democratización fílmica, han emergido un buen número de realizadores fineses, que han ido entrando en el circuito de festivales con cada vez mayor habitualidad. Sigue presente Kaurismäski como gran bastión –en menor medida su hermano Mika, más centrado en propuestas comerciales— pero ahora asoma también Juho Kuosmanen, que el año pasado compitió por la Palma de Oro. Junto a él, aparecen otros nombres como Antii Jokinen o Jalmari Helander –ganador en Sitges en 2010 con Rare Exports— que representan el futuro cinematográfico de una Finlandia que sigue demasiado helada artísticamente.

A continuación, les presentamos las mejores películas de la nación nórdica de este siglo XXI.

El Havre, 2011

Para la crítica, fue la mejor película de un Festival de Cannes de 2011 en el que compitieron filmes como El árbol de la vida –Palma de Oro a la postre—, Melancolía, Habemus Papam, The Artist o Drive. La penúltima cinta de Aki Kaurismäki nos traslada a la conocida ciudad portuaria francesa para contarnos la historia del encuentro entre Marcel Marx –encarnado por el recientemente desaparecido André Wilms—, artista devenido zapatero, y un joven migrante. Puro humanismo.

películas noruegas contemporáneas

Compartimento nº6, 2021

Una de las grandes sensaciones del pasado año que se ha estrenado en este. Juho Kuosmanen ha dado el salto a las grandes ligas con esta cinta que bebe de la puesta narrativa del cine de Richard Linklater pero que abraza una personalidad propia de forma casi inmediata. El filme narra la convivencia en una estancia del transiberiano entre una mujer lesbiana y un trabajador de un oleoducto. Dos polos opuestos que se descubrirán de una forma impensable.

El día más feliz en la vida de Olli Mäki, 2016

Antes de su gran éxito, Kuosmanen llamó la atención del público y de la crítica con este romántico fuera de norma que narra los prolegómenos de un boxeados antes de su combate por el título europeo de peso pluma. Unas semanas que estarán marcadas por un suceso aún más importante: la llamada a su puerta del amor. Pronto, el boxeo dejará de tener el interés de antaño. El filme consiguió el premio Un Certain Regard del Festival de Cannes.

El otro lado de la esperanza, 2017

El cine de Aki Kaurismäki siempre es un placer. Esta es su última película, hasta el momento, que compitió por el Oso de Oro de la Berlinale en 2017 –consiguió el premio a la mejor dirección. La cinta narra la llegada de un migrante de origen sirio a un restaurante buscando un trabajo que le permita mantenerse en el país y encontrar a su hermana. Una obra tan emotiva como divertida.

El antepenúltimo mohicano

Twitter: @eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: Noches de cine nórdico