Cegados por el cine: las esenciales de Luca Guadagnino

Como les sucede a sus homólogos Alejandro G. Iñárritu y Paolo Sorrentino, coetáneos de prestigio en el circuito de festivales, Luca Guadagnino vive cercano a los límites del exceso. Su propuesta, siempre barroca, siempre poliédrica, traslada historias universales pero desde un punto de vista arriesgado. Es el caso de su último filme, Bones and All, protagonizado por su ya actor fetiche Timothée Chalamet y Taylor Russell, y presentado en la pasada edición de la Mostra de Venecia. Una cinta romántica que adapta la novela de Camille DeAngelis y que narra la relación de dos jóvenes que pronto encontrarán un nuevo punto en común: el gusto por la carne humana. Una obra que bien pudiéramos emparentar con uno de los proyectos más polémicos del regista italiano: su remake de Suspiria (2018).

En esta historia de brujas que reproducía libremente el universo que fundó Dario Argento en 1977, encontramos todas las virtudes y defectos de Guadagnino. Por un lado, un diseño de producción y un gusto por el esteticismo y la puesta en cuadro; por otro, lo indicado al comienzo: cierta falta de contención, que por otro lado, en un filme con esta anatomía genérica, casaba a la perfección, pero que en otras propuestas más convencionales resulta demasiado cargante.

Con ello, hablamos de uno de los cineastas del momento. Lo demuestran las cintas que exponemos a continuación.

Luca Guadagnino

Yo soy el amor (2009)

Es su primer gran éxito. Consiguió una nominación al Oscar a mejor vestuario, que le abrió las puertas al mercado anglosajón. El filme está protagonizado por Tilda Swinton y relata la inadaptación de la matriarca de un clan noble de la Lombardía italiana. Una mujer que encontrará una salida cuando conozca al nuevo cocinero de la familia, un profesional entregado a su trabajo que le dará un nuevo significado a la restauración; también a la vida de esta mujer enjaulada en lujo y silencio.

Luca Guadagnino

Cegados por el sol (2015)

Película que pasó inadvertida a nivel popular pese a su excelente reparto, conformado por Ralph Fiennes, Tilda Swinton, Dakota Johnson y Matthias Schoenaerts. De nuevo, con el verano como testigo, se cuece esta historia a cuatro bandas que parte de la reunión de dos parejas en una lujosa zona bañada por el Mediterráneo. Es una adaptación muy libre de La piscina de Jacques Deray. Johnson está espectacular, en el papel que giró toda su filmografía posterior.

Call me by your name (2017)

Es una de las grandes películas de este siglo XXI. Preciosa adaptación de la novela homónima de André Aciman que narra el encuentro entre dos estudiantes de diferentes edades en un caserón del norte de Italia, bajo la tutoría de un padre-profesor. Entre ellos nacerá una historia de amor que, como suele suceder, el tiempo y la norma obligará a romper. Timothée Chalamet y Armie Hammer están arrebatadores en esta cinta que es todo sensibilidad. Consiguió cuatro nominaciones al Oscar, entre ellas la de mejor película.

El antepenúltimo mohicano

Twitter: @eamcinema | Park City, Utah.

Más en el blog: Grandes películas europeas de terror de 2022

películas europeas de terror