Celebramos el ‘Día Mundial del Estudiante’ con 5 películas de terror clásicas sobresalientes

El «Día Mundial del Estudiante» (15 Octubre) es una celebración del multiculturalismo, la diversidad y la cooperación entre los estudiantes del mundo entero. Aunque en un principio fue un día de conmemoración de los más de 1,200 estudiantes de la Universidad de Praga quienes perdieron sus vidas en la Segunda Guerra Mundial, esta fecha se ha convertido en una ocasión para que las universidades de todo el mundo presuman de sus estudiantes, y del bien que hacen para sus comunidades locales.

Los estudiantes exhiben y celebran sus acciones de responsabilidad social y se reúnen en el campus para concienciar las causas por las que se ofrecen como voluntarios, participar en concursos divertidos, gozar de comilonas, cotillear sobre los sindicatos de los estudiantes y una larga lista de etceteras.

Dicho esto, los campus también son conocidos como los cotos de caza perfectos para los villanos dentro del género de terror. Por ese motivo, es el momento perfecto para recordar 5 películas de terror clásicas protagonizadas por estudiantes que deben estar incluidos en el plan de estudios de cualquier fan del terror.

EXAMEN FINAL (1981)

En una pequeña localidad de Carolina del Norte, solo unos pocos estudiantes son seleccionados para las pruebas trimestrales, pero, cuando un asesino ataca, podría ser el examen final para todos.

Examen Final se estrenó hace ya casi 40 tiempos pero viene como anillo al dedo en los tiempos que vivimos y sus personajes son mucho más memorables que la gran mayoría en otras películas slasher de su época. Aunque no es una cinta muy violenta o sangrienta, sí crea una increíble atmósfera de tensión con el buen uso del entorno del campus. Hay un sinfín de sitios donde el asesino podría estar escondido y el director saca el máximo partido de su «set». El resultado es una cinta realmente inquietante con uno de los mejores desenlaces entre el asesino y la «final girl» en la historia del cine slasher.

 

EL ASESINO DE ROSEMARY (1981)

Treinta y cinco años después del asesinato de dos amantes durante un fiesta para celebrar el final de la Segunda Guerra Mundial, un asesino enmascarado vestido de pies a cabeza con un uniforme de la susodicha guerra Segunda Guerra Mundial regresa para acechar y asesinar a los asistentes al baile de graduación de Avalon Bay.

El asesino de Rosemary de Joseph Zito se ha convertido en una cinta de culto por varias razones: En primer lugar, gracias a un trabajo posterior del director: una de las mejores secuelas de la saga Viernes 13 – «El Capítulo Final», y en segundo lugar, gracias a los asombrosos efectos especiales tan realistas de la mano de Tom Savini. En definitiva una película maravillosa de visión obligada

 

SIETE MUJERES ATRAPADAS (1983)

Mark Rosman coescribió y dirigió esta historia de suspense sobre un grupo de siete chicas quienes, a punto de graduarse en la universidad, tienen la idea de celebrarlo con una fiesta en la casa de la hermandad. Necesitan el consentimiento de la Señora Slater pero ella se opone y quieren que dejen la casa de la hermandad vacía durante ese fin de semana pero ¿por qué guarda tanto misterio la Señora Slater? Las chicas deciden rebelarse en contra de los deseos de la patrona, organizando la mayor fiesta universitaria que se había hecho nunca hasta que todo se convierte en una trágica pesadilla de la que no pueden escapar. La película va acumulando muchísima tensión y el guión demuestra un mordaz sentido del humor. Y por si esto fuera poco, incluso nos presenta a un villano secundario de sorpresa por si un psicópata acechando a los estudiantes no fuera suficientemente.

 

MIL GRITOS TIENE LA NOCHE (1982)

Toda la acción se desarrolla en un campus universitario, que no tiene escasez de posibles sospechosos, sin mencionar a las víctimas. Cuando un asesino con una motosierra anda suelto por la universidad, con la intención de matar a mujeres jóvenes y llevarse algunos recuerdos, la policía decide poner una mujer policía en la universidad, camuflada como profesora de tenis.

Dirigida por Juan Piquer Simón, este slasher español lleva la desnudez a niveles sin precedentes pero al final sobrepasado por la cantidad de desmembramientos. Un diálogo sin sentido, escenas anonadadoras que salen de la nada, giros de lo más extraños y asesinatos extremadamente asquerosos, hacen que sea un título imprescindible.

 

NAVIDADES NEGRAS (1974)

Llegará un segundo remake de esta cinta a finales de este año de la mano de la directora Sophia Takal, pero creemos que será casi imposible superar la versión original. Antes de todo, cabe destacar que el director Bob Clark utilizó la vista en primera persona del asesino mucho antes de que Carpenter la usara en La noche de Halloween (1978) y muchos de los elementos que se convertirían en elementos de la trama estándar del género slasher comenzaron aquí mismo. Todo estructurado y rodado con pulso firme, construido cuidadosamente a través de llamadas telefónicas psicóticas (homenajeado en la saga SCREAM), el asesino en Navidades Negras es uno de los iconos menos conocidos y más copiados del género slasher.