Concha Velasco: homenaje a una leyenda de España

Concha Velasco no ha hecho más que reinventarse durante toda su carrera. No solo reinó en los 60 con su yé-yé, también lo hizo en los 70 con sus películas de corte más dramático, en los 80 mediante sus apariciones en el teatro, se trata de una de nuestras artistas más polifacéticas.

Desde SOMOS estamos más que orgullosos de poder celebrar el 82º cumpleaños de una artista más que galardonada que ha dedicado toda su vida a las artes escénicas, y sobre la que hoy repasamos algunos datos curiosos.

De El Bandido Generoso (1954) a Malasaña 32 (2020)

Un aspecto esencial de la carrera de Concha Velasco es su ética de trabajo y esfuerzo, evidente desde una muy temprana edad. A los 15 años ya se estrenaba en el cine, después de llevar ya 5 años estudiando danza clásica en el Conservatorio Nacional. En otras palabras: solo los primeros 10 años de su vida no fueron dedicados al arte.

A finales de los 50 Concha actuaría papeles modestos, de reparto, que poco a poco se hicieron más importantes en películas como El Indulto o Amor Bajo Cero, y en esta época formaría una alianza artística con Tony LeBlanc, junto a quien aparecería en numerosas películas. Pero, sin duda, fue diez años después de su primera aparición en la gran pantalla cuando la carrera de Concha alcanzó otra dimensión.

Historia(s) de la televisión

En 1965 el director José Luis Saénz de Heredia quiso re imaginar su película Historias de la radio. En esta ocasión, y contando con el dúo LeBlanc-Velasco, contaba la historia de un concursante televisivo y una aspirante a entrar al mundo de la música.

La televisión acababa de entrar en los salones de nuestro país, siendo en aquella época una forma de escapismo y entretenimiento para cada día más personas. Esta historia se centraba en la esperanza de dos personas por conseguir la fama mediante ella. Pero lo que no sabían es que de esta narrativa iba a surgir uno de los mayores éxitos de la música pop en España.

Yé-Yé

Todo cambió a partir del lanzamiento de La Chica Yé-Yé como single, ya que entraría directa al imaginario colectivo y a la historia de España. Fue un momento cultural, y además de ser un hit gigantesco ha perdurado en el tiempo, siendo versionada por más de dos docenas de artistas. Es interesante como llegó esta canción a manos de Concha. La canción había sido escrita con el cantante Luis Aguilé en mente, llamándose por aquel entonces El Chico Yé-Yé.

Sin embargo, mientras se rodaba la película en el Palacio de los Deportes de Madrid, Velasco se arrancó a versionar la canción y el público enloqueció. Con lo que el director tomó la (acertada) decisión de convertir la canción en su canción. Poco más hace falta decir de un tema tan clásico que ha hecho que se la identifique casi 50 años después por ese mismo nombre, y que seguramente esté sonado en alguna fiesta de pueblo de España en este preciso momento.

Una carrera variada

El éxito estratosférico de la canción la impulsa a comenzar una carrera como cantante, sumando esta disciplina al baile, teatro y cine. Grabaría un total de 8 discos, mientras su carrera como actriz seguía adelante. Los 70 servirían para consolidar a Concha como una actriz más seria, destacando sus papeles junto a Manolo Escobar en, Pero… ¿en qué país vivimos? o Juicio de Faldas. Fue en esta etapa de su carrera donde recibió nominaciones a los Goya y premios como la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos o el Premio Fotogramas de Plata. Más adelante recibiría el Goya de Honor como premio a una carrera tan larga y llena de éxitos como la suya.

Y pese a que ya había hecho su debut en televisión hace tiempo, en los 90 se pone a los mandos de varios programas de farándula y actualidad con los que se convierte en una figura (aún más) pública, y a ser un rostro frecuente en momentos como las campanadas de TVE. Durante los 2000 y en esta misma cadena se pone al frente de programas míticos como Tiempo al Tiempo y más recientemente Cine de Barrio.

La historia de Concha Velasco está protagonizada por el esfuerzo y el éxito, dedicando más de 60 años a regalarnos momentos clásicos para nuestros ojos y corazones. En SOMOS queremos darle las flores que se merece a uno de los iconos del cine y la canción española en el que es su 82º cumpleaños.

¡Felicidades, Concha, y que cumplas muchos más!