Secretos y curiosidades de la peste negra

La peste negra fue una pandemia que, durante la Edad Media arrasó Europa y Asia. Los momentos más duros se vivieron entre 1347 y 1353, en pleno siglo XIV, causando finalmente unos 75 millones de muertos. Es la cuarta pandemia más mortífera de la historia de la humanidad.

Estos son los datos que todos conocemos, pero puede que desconozcas las siguientes curiosidades que existen alrededor de la peste negra:

 

LA MÁSCARA DE PÁJARO COMO MASCARILLA

La máscara que utilizaban los galenos hacía más terrorífica la situación si cabe. Lo cierto es que esta cavidad con forma de pico de cuervo tenía una función importante. Importante pero inservible. En la punta del pico se depositaba una mezcla de hierbas aromáticas y otras sustancias conocida como triaca. Esta desempeñaba una doble función. Evitar los malos olores (la peste) que provenía de enfermos y cadáveres y proteger del aire miasmático. Un aire contaminado que, hasta la aparición de la teoría microbiana, se creía que provocaba y transmitía enfermedades. Lo cierto es que la máscara no protegió a nadie de la enfermedad.

 

6 SIGLOS DE DURACIÓN

La peste bubónica, que es la forma más común de peste, y que es provocada por la picadura de una pulga infectada, no fue considerada inactiva hasta 1959. Fue entonces cuando la Organización Mundial de la Salud anunció su desaparición. Pero no se debe confundir pandemia con enfermedad, la enfermedad sigue activa, aunque su incidencia es mínima.

 


Leer más > LAS CINCO PANDEMIAS MÁS MORTÍFERAS DE LA HISTORIA


 

CUARENTENA

El término cuarentena no surgió hasta la aparición de la peste negra. Según los historiadores, fue en Venecia cuando se empezó a utilizar de manera “oficial” y el nombre proviene de “quaranta giorni”. Se cree que no tiene una explicación científica, si no que proviene del número de días que pasó Jesús en el desierto según la Biblia.

 

ORIGEN DIVINO

Una de las teorías que se crearon para explicar el origen de la peste fue la divina. (Desgraciadamente también hubo teorías antisemitas). Esta teoría fue la más extendida y se asentaba en la creencia de que la enfermedad había sido enviada por Dios como castigo a los malos comportamientos de la humanidad. Tuvo tal influencia que de ella surgió la figura de los flagelantes. Eran miembros de una cofradía acérrimamente seguidora de esta teoría. Se concentraban en ciudades y pueblos flagelándose ante la mirada de la muchedumbre para, así, expiar sus pecados. Con el paso del tiempo este grupo fue radicalizándose y transformando sus ideales primigenios, conformando la idea de que los judíos eran los culpables de la peste.

Afortunadamente, también hubo teorías científicas.

 

ACTUALIDAD

Aunque haga 6 siglos de esta brutalmente mortífera pandemia, la enfermedad que la causó sigue investigándose. Ahora, el biólogo evolucionista Hendrik Poinar trata de descubrir los secretos  de una enfermedad que mató a millones de personas.

 

 

Si tiene éxito, sus conocimientos podrían ayudar a combatir hoy enfermedades infecciosas mortales y, posiblemente, salvar millones de vidas. Si investigación se centra descifrar el código genético de la peste negra y cambiar la forma en que luchamos contra las enfermedades infecciosas.

Si quieres seguir la evolución de la investigación, no te pierdas LOS SECRETOS DE LA PESTE NEGRA.