Las creaciones más asombrosas del proyecto secreto Skunk Works

El proyecto con el nombre Programas de Desarrollo Avanzado de la Lockheed Martin, mas conocido como Skunk Works, comenzó en plena Segunda Guerra Mundial, cuando los alemanes diseño de Messerschmitt. Los estadounidenses necesitaron contrarrestar esa tecnología alemana.

El término Skunk Works (trabajos de mofeta) actualmente se utiliza para definir a un grupo reducido de personas dentro de una organización que actúan de forma autónoma y libres de burocracias externas.

La primera vez que se utilizó este termino fue para designar al grupo que, liderado por Kelly Johnson, trataría de frenar el avance alemán en el campo de la aviación creando, con la tecnología más puntera, sus propios aviones y vehículos. Desde el año 1943 (y actualmente activa) Skunk Works comenzó a trabajar en prototipos que acabarían siendo increíbles aeronaves.

 

 

Estas son algunas de sus creaciones más espectaculares:

 

P-38 Lightning (1941)

Un caza reconocido principalmente por su peculiar forma, que fue uno de los más importantes, rápidos y poderosos de la Segunda Guerra Mundial.  El grupo Skunk Works diseñó el P38 con la misión de interceptación y ataque de aeronaves hostiles a gran altitud. Con la fabricación de este modelo, las fuerzas aéreas conquistaban nuevos límites. 580 km/h y 20.000 pies de altura.

 

Lockheed P-38 Lightning USAF.JPG

 

U2 (1957)

Se trata de una de las creaciones de la Lochked Martin y el grupo de trabajo Skunk Works más célebres. Conocido como Dragon Lady, es una aeronave de vigilancia que trabaja a más de 21.000 metros. Diseñado y fabricado en el contexto de la Guerra Fría. Gracias a su capacidad de altura de vuelo, era invisible para los radares soviéticos y permitia a las fuerzas aéreas estadounidenses violar el espacio aéreo enemigo sin ser detectados. Polaroid desarrolló cámaras de gran formato que utilizó la aeronave.

 

 

SR-71 “Blackbird” (1966)

Hasta ahora se trata de avión tripulado y en servicio más rápido del mundo, capaz de alcanzar Mach-3 (3 veces la velocidad del sonido) a 3.540 km/h. Fue diseñado con la tecnología capaz de hacerle invisible ante los radares (tecnología furtiva), pero al parecer no era del todo infalible y era detectable por radares de control de tráfico aéreo. Su espectacular diseño no dejó indiferente a nadie y se hizo verdaderamente popular entre los medios. El precio de su fabricación era de 200 millónes de dólares. Estuvo en activo 32 años, hasta 1998.

Lockheed SR-71s.

 

F-117 NIGHTHAWK (1983)

Esta es una de las más reconocidas creaciones de Skunk Works, por la espectacularidad de su diseño y por su desempeño. A pesar de ser concebido como un avión de ataque, finalmente fue conocido como un avión furtivo. Fue desarrollado en secreto durante la década de los 70 hasta que se dio a conocer en 1983. Su peculiar forma se debe al objetivo de no ser detectado por radares, ya que estos experimentaban problemas para detectar superficies facetadas.

 

 

Actualmente, Skunk Works sigue funcionando, encontrándose en la vanguardia del diseño de aeronaves y otras construcciones militares punteras.