BIOGRAFÍA: Serena Williams

La biografía de Serena Williams está escrita en letras de oro en la historia del deporte mundial. Su capacidad para ser una de las mejores tenistas del mundo y la rivalidad con su hermana mayor son legendarias. Aquí vamos a ver por qué es famosa Serena Williams y cuál ha sido su trayectoria en las pistas.

Infancia y formación

Si hay algo tras el éxito de Serena y también de su hermana Venus, no es otra cosa que la constancia de su padre.

Serena nació en 1981 como la quinta de los hijos del matrimonio formado por Richard Williams y Oracene. La infancia de la pequeña estuvo desde su más tierna infancia encaminada a ser una campeona mundial. Es más, cuando Serena contaba con solo 4 años, el padre tomaría una decisión clave.

Antes de esto la familia vivía en Long Beach, en una cómoda urbanización. Richard llevó a toda la familia a un gueto porque deseaba que las pequeñas crecieran en un entorno duro que forjara sus caracteres.

La voluntad del padre era la que guiaba el camino de toda la familia. Su madre no tomó ninguna decisión en estos cambios y las niñas poco podían oponer a la voluntad de su ambicioso progenitor.

Cuando Serena comenzó a entrenar de verdad, Venus llevaba haciéndolo dos años. La más pequeña de las Williams no paraba de fijarse en la progresión de su hermana. Por ello, la tomó como referente para ir avanzando en el mundo del tenis.

El padre de ambas tenía claro que la más pequeña sería la mejor. Como veremos, no se equivocó, aunque la rivalidad entre hermanas trajo consigo problemas para las dos.

En 1991, las capacidades como entrenador del padre se habían visto superadas por el talento de las dos niñas. Por eso, pasaron a entrenarse a las órdenes de Rick Macci en Florida, lugar al que se trasladó toda la familia.

Durante todos los años que vienen a continuación, la carrera como tenista de Serena se irá forjando a pasos agigantados. Eso sí, el padre nunca consintió que ninguna de las dos dejara los estudios. Es más, ambas consiguieron licenciarse en la exclusiva y exigente The Dritwood Academy con una media de notable en sus calificaciones.

La entrada en el circuito profesional

La edad de Serena Williams cuando debutó en el circuito profesional era de solo 14 años. Cierto es que tendrían que pasar dos años hasta que su participación en torneos fuera continuada. No obstante, la verdad es que esta aparición tan temprana ya hacía ver a la campeona que había en ciernes.

Cuando Serena se afincó definitivamente en el circuito profesional en 1997, su hermana acababa de lograr uno de sus primeros éxitos. Este fue el de alcanzar la final del Abierto de Estados Unidos. Sin embargo, la mayor de las Williams perdió el partido frente a la entonces número 1 del mundo, Martina Hingis.

Pero el despegue absoluto de la carrera de Serena se produjo en 1999. En esta fecha, Venus ya contaba con varios años de profesional a sus espaldas. La pequeña de las hermanas consiguió algo que Venus no había hecho aún: ganar un Grand Slam. Esto se produjo en el Abierto de Estados Unidos de ese año.

De esta forma, Serena se convirtió en la primera tenista de color en levantar uno de los grandes títulos del tenis. ¿Desde cuándo? Desde que lo hiciera en 1958 Althea Gibson.

El año 2000 vino acompañado de varios sucesos importantes. Por un lado, Venus venció a su hermana en varios torneos, lo cual mitigó los celos que la mayor comenzaba a mostrar. Además, ambas se alzaron con el título de Wimbledon en la categoría de dobles, por lo que la cosa marchaba bien.

Una leyenda sobre la pista

La ascensión de Serena hasta el lugar que la señalaba como la mejor tenista era imparable. En 2002, la pequeña venció a su hermana en las finales de Wimbledon y del Open de Estados Unidos. Así, consiguió ascender al número 1 del mundo.

Serena ha ocupado lo más alto del ranking de la clasificación mundial durante más de 200 semanas a lo largo de su carrera. Esta es una proeza que pocas jugadoras pueden mirar de cerca y que la coloca como una de las grandes leyendas del tenis en toda la historia.

Pero las victorias iban alejando a las dos hermanas. La mayor declaró que caía en continuas depresiones cada vez que la vencía su hermana pequeña. Por su parte, Serena no quería dañar a su hermana a quien siempre había admirado y tenido como modelo.

No obstante, el palmarés de Serena no tiene contestación. Hablamos de 22 títulos de Grand Slam en solitario y 13 victorias en dobles en los grandes torneo. Además, hay que añadir 4 medallas de oro en los Juegos Olímpicos en diferentes ediciones.

Serena en la actualidad

Pese a seguir en activo, las victorias de la estadounidense han ido cayendo poco a poco por varios motivos. La edad es uno de ellos, aunque Serena ha ido interesándose cada vez más por actividades alejadas del tenis.

Así, la gran campeona cuenta con una línea de ropa de la que ella es la propia diseñadora. Asimismo, toma clases de interpretación con el deseo de convertirse en actriz cuando abandone definitivamente las pistas.

Con todo, su potente juego basado en una tremenda fortaleza física aún le da para recorrer las pistas de los grandes torneos. En Australia, París, Wimbledon o Estados Unidos aún es posible que pueda engordar su palmarés.

Serena ha sido la gran campeona de las dos hermanas, aunque el palmarés de Venus tampoco es que sea modesto. Con el paso del tiempo, ambas serán reconocidas como dos de las grandes figuras de la historia del tenis femenino y del deporte en general. Por ello, su ejemplo está al alcance de pocos.

En definitiva, la biografía de Serena Williams es la de toda una leyenda. Sus récords no son igualados en el mundo del tenis por ningún rival, algo que promete ser así durante bastante tiempo.

imagen