Día del orgullo zombie

¡Feliz Día del orgullo zombie! El 4 de febrero se celebra el día que representa a todos los fans de los muertos vivientes. Esta fecha tan señalada corresponde al nacimiento del gran George A. Romero, considerado como el padre del género zombie. Han pasado más de 50 años desde que se estrenó «La noche de los muertos vivientes» y los zombies siguen estando más de moda que nunca.

Este peculiar mes de celebración conmemora el nacimiento de George A. Romero, quien nos lleva al origen de la adaptación de estos monstruos al cine. El primer uso de la palabra zombie se registró en 1819, pero realmente le debemos a Romero la imagen y lore asociado con estas criaturas. Fue en 1968 cuando dirigió y escribió Night of The Living Dead (La Noche de los Muertos Vivientes). En los 60 se vivió un gran interés comercial por las películas de terror, y Romero aprovechó esta situación, mientras se inspiró en la novela de Richard Matheson I Am Legend (que, a su vez, inspiró otra clásica película de zombies, Soy Leyenda). La Noche de los Muertos Vivientes se rodó utilizando localizaciones cercanas y actores amateurs, desde amigos y familiares del director hasta residentes locales.

orgullo zombie

La película fue un furor inmediato, y, además, fue de las primeras películas independientes que vieron éxito internacional (recaudó 12 millones de dólares en E.E.U.U., 250 veces su presupuesto). Otro factor que hizo que esta película se convirtiera en un hito fue su carácter violento y gore, sin precedentes en aquella época, lo que le valió tanto admiración como críticas. Aún quedaban 2 años para que en E.E.U.U. se estableciera un sistema de calificaciones para películas, con lo que La Noche estaba disponible para todos los públicos.

Pasados los años se ha reconocido como la primera película de zombies moderna, inventando muchos de los clásicos clichés de este subgénero: zombies lentos y patosos, devoradores de cerebros, conversión zombie-humano… posteriormente, la película se convertiría en una exitosa franquicia con cinco películas, todas dirigidas por Romero, que tristemente falleció en 2017.

Su influencia se mide en las incontables películas inspiradas en su obra maestra, sean remakes directos de la historia o descendientes de su imaginación. Por suerte su legado permitirá que Romero viva en cada muerto viviente que tengamos delante de nuestras pantallas.